PYMES INDUSTRIALES

Las importaciones desplazan producción local

El Observatorio de Santa Fe muestra un crecimiento significativo en varios rubros. El fenómeno se potencia con una retracción del consumo minorista.

Las importaciones desplazan producción local
La producción de las pymes industriales se contrajo 5% durante 2016.

 

A lo largo de 2016, las importaciones de cosechadoras y pulverizadoras crecieron 211,3% y 265,4%, respectivamente; las de heladeras comerciales y domésticas, en 1793,6% y 265,4%; las de sommiers y colchones, 327,9% y 145,2%, en cada caso. Las cifras, contenidas en el informe que mensualmente elabora el Observatorio de Importaciones de Santa Fe, están lejos de ser una excepción.

El Observatorio, lanzado en julio pasado con apoyo de la Federación Industrial de Santa Fe (FISFE), analiza las importaciones en 91 posiciones arancelarias que corresponden a productos industriales y de origen primario elaborados en la provincia de Santa Fe, y las compara con las concretadas un año antes.

La nómina comprende alimentos de origen animal y vegetal; golosinas; productos químicos; electrodomésticos y línea blanca; calzado, vehículos; muebles; vajilla y cristalería; textiles y otros productos industriales y de ferretería.

Entre los alimentos, resulta llamativo el ingreso de casi 17,5 millones de kilos de batatas contra ninguno el año anterior o de 11,6 millones de kilos de zanahorias y de 4,3 millones de kilos de naranjas, contra 8.000 y 21.000 kilos, respectivamente, en 2015. No son los únicos casos. Los de pollos trozados crecieron 891,1%; los de queso crema, 541,2%; los de cebollas, 408,0%, y los de bondiola, 251,0%. En el segmento de los productos industriales, junto a los ya mencionados, también se destaca la importación de 50.912 lavavajillas domésticos, contra ninguno en 2015, o la suba de 228,1% en la de prensas hidráulicas.

Con incrementos de entre 112% y 191%, aparecen calefones eléctricos; calzado impermeable; caramelos; carne porcina fresca, refrigerada o congelada; frutillas; jamón crudo y queso fundido, entre otros.

Muchos de esos bienes son elaborados por pymes, tanto en Santa Fe como en el resto del país. Y el aumento de las importaciones desplaza necesariamente producción local e impacta sobre el empleo en esas unidades fabriles.

Un relevamiento de la Confederación Argentina de la Media Empresa (CAME) muestra que la producción de las pymes industriales experimentó una caída interanual de 5% en 2016 y se encuentra casi 17% por debajo de los niveles de diciembre de 2011 y el mismo mes de 2012. Otro indicador de CAME revela, al mismo tiempo, una persistente contracción del consumo minorista, con tasas de -8,2% en octubre, -8,5% en noviembre, -5,4% en diciembre y -2,5% en enero.

En un reciente comunicado, donde cuestiona la falta de respuesta de los ministros de Energía y de Producción a sus pedidos de audiencia, la Cámara Argentina de Industrias Electrónicas, Electromecánicas y Luminotécnicas (CADIEEL) afirma que 35% de las fábricas del sector redujo personal, la mitad disminuyó su producción y ocho de cada diez trabaja en un solo turno.

“Queremos que el ministro (de Energía, Juan José Aranguren) escuche nuestra propuesta para convocar a una mesa de trabajo multisectorial y federal en la que se reúnan los adjudicatarios de las licitaciones para energías renovables y térmica distribuida, la industria, los sindicatos y el sector público para constituir un ámbito de diálogo en el que podamos ofrecer el producto del trabajo argentino y no dejar pasar esta oportunidad tan importante para nuestro desarrollo competitivo”, señaló el presidente de CADIEEL, Jorge Luis Cavanna.

Respecto de las renovables, por ejemplo, Cavanna aseguró que “por cada MW eólico de potencia instalada con insumos fabricados localmente se puede generar 20 puestos de trabajo directos y otros 160 indirectos”. Y añadió que, en el caso de la energía térmica distribuida, fabricar en el país el equipamiento requerido, con estándares de calidad internacionales, demandaría “no menos de 1,5 millón de horas hombre directas y 4,5 millones indirectas; es decir, 6 millones de horas de trabajo argentino”.

Para el 14 de este mes, la Unión Obrera Metalúrgica ha convocado a marchar desde el Ministerio de Trabajo hasta el de Producción en coincidencia con el vencimiento de la conciliación obligatoria por el cierre de la planta de computadoras Banghó en Vicente López, provincia de Buenos Aires, con el consiguiente despido de 200 trabajadores, dos meses después que se anunciara la eliminación del arancel de 35% que pesa sobre las importaciones de computadoras, notebooks y tablets.

“La apertura indiscriminada de las importaciones es una maniobra del Gobierno, que procura flexibilizar mano de obra y convenios y reducir el costo laboral”, sostiene un comunicado de la UOM. Tras asegurar que la desocupación ya superó 10% y que ya cerraron 5.800 empresas industriales y 2.000 comercios, plantea que el movimiento obrero “no se opone a las importaciones, pero reclama un plan industrial” y que “es muy negativo que se importen los productos terminados”.

 

Publicado el 02-02-2017
Foto: Sascha Beck.


Noticias
INDUSTRIA DEL NEUMÁTICO

Corven presenta una nueva unidad de negocios

Corven presenta una nueva unidad de negocios
El etiquetado europeo otorga la calificación AA a las cubiertas.

En principio, el Grupo se enfocará en las necesidades del agro y la logística. En un futuro, ampliará su oferta con una línea para autos y camionetas.

+ Ver más

INDUSTRIA AUTOMOTRIZ

Mercedes-Benz presentó su oferta en Expoagro

Mercedes-Benz presentó su oferta en Expoagro
Los visitantes pudieron conocer sus camiones Atego, Actros y Arocs.

Exhibió sus principales modelos de camiones para el agro, la minería, la energía y la construcción y promocionó sus diversos servicios integrales.

+ Ver más

ver todas


Usuarios
Usuario
Clave

Agenda

ver todas

Las importaciones desplazan producción local


TERMINAL C
   www.terminal-c.com.ar

Posicionamiento en Buscadores - eMarketingPro | Diseño Web - NetOne