CULTIVOS TRANSGÉNICOS

El debate continúa abierto en la Unión Europea

El Parlamento Europeo acordó que cada Estado decida sobre su viabilidad. Hasta ahora, el bloque sólo había autorizado una variedad de maíz de Monsanto.

El debate continúa abierto en la Unión Europea
España es el país europeo con más superficie dedicada al maíz transgénico.

 

Por Redacción terminalC

En su sesión plenaria del 13 de enero, el Parlamento Europeo (PE) ratificó el acuerdo alcanzado en diciembre por el Consejo Europeo respecto de los cultivos transgénicos y aprobó una reforma que básicamente deja a cada gobierno la decisión de prohibirlos o habilitarlos. Hasta ahora, ésta era adoptada a escala comunitaria, después de un análisis de riesgos a cargo de la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA, por su nombre en inglés). Una vez concedida, un país sólo podía vedar en su propio territorio el transgénico en cuestión utilizando una cláusula de salvaguarda, justificada en posibles daños a la salud o el medio ambiente. El Consejo, a su vez, se basó en la decisión que el Consejo de ministros de Medio Ambiente y Agricultura había adoptado en junio pasado.

El sitio web del PE consigna que, con la reforma, las impugnaciones pueden extenderse, por ejemplo, a motivos de ordenamiento urbanístico y territorial, impacto socioeconómico o política agrícola. Actualmente, sólo se cultiva un OGM (organismo genéticamente modificado) en la Unión Europea, el maíz MON 810 de Monsanto. Alemania, Austria, Bulgaria, Grecia, Hungría, Italia, Luxemburgo y Polonia han aplicado cláusulas de salvaguarda para prohibirlo en sus respectivos territorios. España, en cambio, lleva la delantera. Según informa El País, de Madrid, se emplea esa variedad en 31,6% de la superficie cultivada; a gran distancia, le siguen Portugal, con 6,3%, y República Checa, Rumania y Eslovaquia, en proporciones sustancialmente menores.

Los debates no se han cerrado. En diciembre, el comisario europeo de Sanidad y Seguridad Alimentaria, Vytenis Andriukaitis, afirmaba que, de confirmarse la resolución, se podría “responder a los llamamientos que los países llevan haciendo desde 2009, para poder tener la última palabra en cuanto al cultivo de OGM en su territorio, así como tomar en consideración su contexto nacional y, por encima de todo, las opiniones de sus ciudadanos”. En cambio, para organizaciones ecologistas como Greenpeace o Amigos de la Tierra, el acuerdo abre paso a la extensión de los transgénicos, al reforzar la posibilidad de veto dentro de cada país a cambio de flexibilizar la aprobación a escala europea.

En España, la decisión del PE suscitó controversias. El gobierno, comprometido de manera pública con este tipo de cultivos, esperaba que se acelerara la aprobación de nuevos permisos, ya avalados por la EFSA. “No estamos satisfechos con los cambios. Esperábamos que hubiera supuesto una agilización, pero es solo un paso”, dijo Fernando Miranda, director general de Producciones y Mercados Agrarios del Ministerio de Agricultura. Por su parte, Carlos Vicente Alberto, responsable de Sostenibilidad para Europa y Oriente Medio de Monsanto, cuestionó la facultad otorgada a los Estados. A su juicio, “socava el mercado único” y es un “precedente peligroso”. Sin embargo, el apoyo a los OGM dista de ser mayoritario en el bloque. A comienzos del año pasado, un intento de aprobar en el Consejo de Ministros la introducción de otra variedad de maíz, el Pioneer 1507, desarrollado por Dupont-Pioneer y cuestionado en el PE, había sido recibido con el rechazo de 19 miembros del bloque, la aprobación de cinco —Reino Unido, España, Suecia, Finlandia y Estonia— y con la abstención de cuatro, entre ellos, Alemania.

En una declaración donde califican a España como “el paraíso de la producción de cultivos OMG en Europa”, cinco organizaciones ecologistas —entre las que se cuenta Amigos de la Tierra— consideran que la normativa aprobada por el PE agilizará las tramitaciones y que, para ese país, “significaría la entrada masiva e incontrolada de cultivos transgénicos, contaminación transgénica de la cadena alimentaria, así como la ruina del sector de la agricultura ecológica”.

A juicio de esas organizaciones, la nueva ley crea el peligro de una Europa “a dos velocidades”, donde Estados “más sensibles ambientalmente y más preocupados por la sostenibilidad de su agricultura tendrán la posibilidad de prohibirlos en su territorio”, mientras otros “darán vía libre a la entrada de nuevas variedades transgénicas”.

El texto concluye con un llamamiento al gobierno español para que tome “las medidas necesarias para prohibir definitivamente el cultivo y la experimentación con OMG” en su territorio.

 

Publicado el 15-01-2015
Foto: Morguefile
.


Noticias
EXPORTACIONES INDUSTRIALES

Las automotrices acumulan números negativos

Las automotrices acumulan números negativos
La producción de vehículos durante el primer trimestre se contrajo 23,2%.

Durante marzo y en el primer trimestre, retrocedieron tanto la producción de automóviles y utilitarios como las ventas externas y en el mercado local.

+ Ver más

CHINA

La producción industrial busca nuevos rumbos

La producción industrial busca nuevos rumbos
Durante el foro empresarial, fueron firmados 125 proyectos de cooperación.

Empresarios, expertos y académicos debatieron sobre las nuevas oportunidades que pueden ofrecer la tecnología digital y la inteligencia artificial.

+ Ver más

ver todas


Usuarios
Usuario
Clave

Agenda

ver todas

El debate continúa abierto en la Unión Europea


TERMINAL C
   www.terminal-c.com.ar

Posicionamiento en Buscadores - eMarketingPro | Diseño Web - NetOne