MALDITOMAUS

Que el artificio parezca real

Esta pyme, especializada en efectos visuales, recibió un espaldarazo por su trabajo en la notable escena de la cancha de Huracán para la película “El secreto de sus ojos”. En dos años, sus ventas en el exterior se multiplicaron por cuatro.

Que el artificio parezca real

 

Por Mariano Wolfson

Cuando Romina Lareu, Pablo Fuertes y Martín López Funes conformaron un equipo para realizar los trabajos prácticos que les exigían en la Tecnicatura en Posproducción Audiovisual de la Universidad de Lanús, mal podían imaginar que una década más tarde estarían dirigiendo una pequeña empresa de efectos visuales con incipiente inserción internacional. Estos estudiantes ya habían advertido su afinidad y su sinergia en el trabajo conjunto, y de pronto se encontraron preguntándose: “¿Por qué no iniciamos un emprendimiento propio?”.

Claro, una cosa es la capacidad creativa y otra, las mil y una menudencias que hay que tener en cuenta para lograr que un emprendimiento nazca con salud. “Egresamos de la universidad con un buen conocimiento técnico, pero no de gestión de empresas. Por eso, nos asesoramos y descubrimos un programa denominado IncuBA, que es parte del Centro Metropolitano de Diseño y es fomentado por el Gobierno de la Ciudad. Este programa facilita los primeros pasos a empresas vinculadas con el diseño que ofrecen algún valor agregado, brindándoles asesoramiento en la gestión, un espacio físico para trabajar y subvenciones en los gastos de luz, internet y demás. Pero lo más importante es que ofrece un coach (entrenador) que hace el seguimiento del proyecto y ayuda a encontrar el mercado potencial. Así empezamos, en 2005”, cuenta Fuertes, supervisor VFX de Malditomaus.

Estos jóvenes amaban el cine y los efectos visuales, y pretendían enfocarse en eso. “Pero como éramos una empresa recién constituida y era difícil penetrar un mercado que ya tenía sus jugadores, y a la vez uno de nuestros socios tenía experiencia como diseñador gráfico, pensamos en vender un servicio integral de imagen para empresas, que incluyera video institucional, diseño y desarrollo de páginas web y gráfica. Fue un fracaso. En ese momento, nuestro coach nos ayudó a entender que abarcando mucho y siendo nuevos en el mercado iba a ser muy difícil generar confianza”, señala Fuertes. Y añade: “Entonces, gracias a una vinculación con otra empresa que estaba en IncuBA, nos involucramos en un trabajo para la miniserie Vientos de agua, que dirigió Juan José Campanella. En ese proyecto, trabajamos varios meses, ofreciendo el servicio de rotoscopeo y chroma key”.

Como es sabido, el cine tiene mucho de “artificio”: hay múltiples efectos visuales inclusive en planos que a simple vista parecen filmados sin otro procesamiento. “Y esos son precisamente los que más nos interesan —acota Romina Lareu, coordinadora de Posproducción de Malditomaus—. No nos conmueven las superexplosiones o las imágenes de dinosaurios corriendo, sino resolver cuestiones estéticas o de escenografía como para que ciertos trucos de la filmación no sean percibidos por el espectador”.

El chroma key, por caso, es la técnica que permite separar a una persona o escena de un fondo para reemplazarlo por otro; el rotoscopeado, entretanto, también consiste en separar personas o cosas del fondo, pero en un contexto de filmación tradicional, en la que, por ejemplo, si al director no le gusta cómo salió una pared o puerta que está detrás de un personaje y quiere cambiarla o agregarle efectos como fuego, puede hacerlo garantizándose que se integren bien. “Estos son los principales servicios que empezamos a desarrollar e investigar a partir de este trabajo para Vientos de Agua, a fines de 2005. Y obviamente, este proyecto, cual caballito de batalla, nos fue abriendo puertas”, reconoce Lareu.

Así las cosas, Malditomaus comenzó a enfocarse en los efectos visuales para cine o publicidad. Arrancó con muy poco dinero —eran tres personas con una computadora—; pero, luego de desarrollar un plan de negocios y un estudio de mercado, “aplicamos para distintos subsidios y de diferentes maneras nos autofinanciamos la compra de equipos para trabajar más prolijamente”, refiere Fuertes.

Al tiempo, se enteraron de que estaba por salir un plan de estrategia exportadora apuntalado por el Gobierno de la Ciudad, en el que una institución —la Fundación Standard Bank— haría la tutoría de un pasante que se encargaría de activar el área de comercio exterior de la empresa.

“Este plan venía como anillo al dedo, porque estábamos intentando arrancar por nuestra cuenta, pero no sabíamos bien cómo hacerlo. Por eso, participamos de un concurso y fuimos seleccionados. Y así fue como en 2009 la Fundación destinó un estudiante de comercio exterior con dedicación plena a nuestra empresa. Nosotros pagábamos la pasantía, pero la tutoría corría por cuenta de ellos. Así, armamos el departamento y empezamos a tener una estrategia”, explica Lareu.

Por entonces, ya se habían hecho un nombre en el mercado local. Crearon una unidad de negocios, a la que denominaron “Malditochroma”, y se especializaron en cuatro servicios. A los ya referidos rotoscopeado y chroma key, sumaron los de clean up, que consiste en remover elementos que no deberían quedar en la filmación, y motion tracking, dirigido a realizar modificaciones o agregados en tomas con movimiento, proceso que demanda la utilización de un software 3D, donde finalmente se aplica el cambio.

Se trata de cuatro servicios muy técnicos y tercerizables: “Al dejarlos en nuestras manos, el compositor o el artista 3D ya no tienen que estar pensando en la parte técnica de la toma, y en cambio pueden enfocarse en la artística. Esto suele ser de mucha ayuda para las grandes compañías”, señala Fuertes.

Ya con este enfoque, Malditomaus encaró un estudio de mercado global para saber realmente en qué destinos podría ingresar. A tal fin, debía comunicarse con las respectivas cámaras nacionales para saber cuánto se producía en cada lugar y relevar todas de posproducción, que eran sus potenciales clientes. A la primera venta en los Estados Unidos —unos chroma keys—, siguieron operaciones en ése y otros países. “Trabajamos para Cutting Edge, de Australia, Smoke & Mirrors, de Inglaterra, NHB, de Alemania, y Switch VFX, de Canadá, para su película El juego del miedo 3D”, detalla Lareu. Fuera de este último trabajo, el resto tenía que ver con comerciales publicitarios.

Para entender cómo se le facilitó esta apertura de mercados externos, resta saber que Malditomaus había realizado tareas de rotoscopeo para El secreto de sus ojos, de Juan José Campanella: “El hecho de que esta película haya ganado el Oscar en 2010 nos sirvió en parte para usarlo como promoción propia. Nuestro aporte fuerte se dio en la escena de la cancha de Huracán, que en el país marcó un hito porque tiene muchísima inversión en efectos visuales, cosa que en el cine nacional raramente se ve”, afirma Fuertes. Y detalla: “La escena se filmó con una cantidad limitada de extras, con lo cual debíamos rotoscopear a todos los personajes que alentaban a los supuestos jugadores —que en realidad tampoco estaban en la cancha—, para que la gente de Campanella se encargara luego de generar una multitud por detrás y el espectador la percibiera de manera integrada. Es decir, esos 20.000 hinchas que parecen estar allí al ver el film eran, en realidad, 200. Este trabajo nos demandó varios meses”. Hasta allí, Malditomaus no había concretado ventas externas: “Esta participación nos posicionó en el nivel nacional. Y obviamente nos abrió puertas en el exterior”, reconoce Fuertes.

Una vez completada la pasantía que monitoreaba la Fundación Standard Bank, el estudiante fue reemplazado por otra persona externa, encargada del departamento de comercio exterior. Hasta hoy, la empresa no realizó viajes a otros países; recién este año, está planeando uno a Estados Unidos, ya con una agenda armada. Pero antes de hacerlo publicará avisos en una revista de su rubro, Cinefex, que llega a todos sus clientes potenciales.

Recientemente, Malditomaus sumó, a sus cuatro servicios-estrella, otro que se le abrió a partir de su experiencia con la película El juego del miedo. “Este film en 3D tuvo buena repercusión —dice Fuertes—, y para él realizamos más de 55 tomas de efectos visuales, en las cuales los actores habían sido filmados colgando de arneses. Nosotros no sólo teníamos que borrar esos equipos en una cámara, sino también en la otra, porque cuando se filma en 3D se trabaja con dos simultáneamente. Además, luego de borrar, teníamos que reconstruir los fondos para cada cámara; y esa corrección no podía tener ni una diferencia de píxel, porque de lo contrario, al construir el 3D con los anteojos, el espectador notaría el parche. Fue un trabajo que nos dio mucha experiencia y nos ayudó a desarrollar lo que se llaman servicios estereoscópicos”.

Con el fuerte crecimiento del mercado del cine y la proyección 3D, abundan las grandes compañías que quieren reestrenar sus clásicos en ese formato. “Para los casos de películas filmadas en 2D (con una sola cámara), el modo de pasarlas a 3D es rotoscopear todo el film, a fin de generar un canal Z de profundidad, y poder reconstruir la cámara que nunca estuvo en el rodaje. Y ahí es donde el mercado se nos abre de una manera sorpresiva: de repente, muchísimas casas de posproducción necesitan hacer outsourcing de estas tareas. Es una gigantesca oportunidad”, se entusiasma Lareu. Así las cosas, Malditomaus incorporó un quinto servicio a su menú: conversión a 3D. “Posiblemente las grandes compañías sólo nos tomen en cuenta para el rotoscopeado, pero en realidad hacemos todo el proceso: el armado del canal Z de profundidad, la generación de las dos cámaras y el mastering para cine”, indica Fuertes.

Últimamente, los ingresos de Malditomaus provenientes de las ventas externas subieron mucho en comparación con los generados localmente. En 2010 —año de su debut como empresa exportadora—, aquéllas alcanzaron 52.000 dólares, lo que representó 34% de la facturación. Para este año, rondarán 220.000 dólares y concentrarán 90% del total. Al tratarse de materiales digitales, los envíos a mercados externos son puramente virtuales: “Acá no hay nada de transporte, fletes, logística ni almacenamiento —ilustra Fuertes—. Sólo recibimos y enviamos secuencias de imágenes vía web”.

Consultado sobre las ventajas competitivas de la empresa, Fuertes señala que, en el mercado local, no conoce otra firma que “se enfoque en los mismos servicios” y, por lo tanto, “la especialización es un diferencial”. Lareu, por su parte, cree que calzan bien en el modelo de producción del exterior, “donde hay un especialista para cada cosa”. Y completa: “La metodología más habitual en otros países es enviar el material para que se haga una prueba. Y en nuestra web ofrecemos una prueba de un segundo, para que los estudios vean la calidad con la que trabajamos. En el caso del El juego del miedo 3D, por ejemplo, para la prueba nos pasaron la toma más difícil. Salió bien y nos contrataron”.

Por estos días, Malditomaus está participando de un proyecto colaborativo orientado a llevar el afamado videojuego HALO a un formato fílmico. Además, se encuentra en plena etapa de renovación de su web. Por otro lado, necesita embarcarse en una inversión en tecnología y seguridad, ya que ciertos clientes importantes le exigen, para tenerlo como proveedor, desde cámaras perimetrales hasta un manejo interno adecuado de las estaciones de trabajo, “ya que el material que nos envían es confidencial y cualquier filtrado de información puede generar un problema millonario”, explica Fuertes.

 

UN NOMBRE CON HISTORIA. Pablo Fuertes, uno de los socios, recuerda el origen del inusual nombre de la empresa. “En un comienzo, trabajábamos con una sola computadora, la Mac de Martín (López Funes). Todos los demás éramos operadores de PC, con lo cual la extrema sensibilidad del mouse de la Mac nos volvía locos y de tanto en tanto se ganaba algún insulto… Así fue como, de chiste en chiste, se fue perfilando el nombre, que primero designó al grupo de trabajo en la Facultad y luego quedó”.

 

34 malditomaus ficha


Noticias
INFORMACIÓN ESTRATÉGICA

Tarifar lanza su versión 4.0, totalmente renovada

Tarifar lanza su versión 4.0, totalmente renovada
El equipo de la empresa, presente en el acto de lanzamiento.

Con un diseño moderno e intuitivo, la aplicación favorece la llamada experiencia del usuario e incorpora funcionalidades muy apreciadas por los operadores.

+ Ver más

CARGA AÉREA

TCA amplía su capacidad operativa en Córdoba

TCA amplía su capacidad operativa en Córdoba
El ministro Dietrich visitó las instalaciones junto a directivos de TCA.

En el vuelo inaugural de American Airlines que unirá esa ciudad con Miami fueron embarcadas 15 toneladas de salmón. Recientemente fue renovada la pista.

+ Ver más

ver todas


Usuarios
Usuario
Clave

Agenda

La agenda de febrero

<SPAN STYLE='COLOR:#F00'>La agenda de febrero</SPAN>

Actividades, cursos, lanzamientos y encuentros para tener en cuenta.

+ Ver más

Misión comercial a India y Vietnam

El Ministerio de Relaciones Exteriores invita a empresas argentinas a participar de esta visita destinada a promover la agroindustria y otros sectores productivos.

+ Ver más

Bancos y medios de pago internacionales

La Fundación ICBC organiza este curso, que se desarrolla en dos encuentros, aborda un aspecto clave en las operaciones de comercio exterior.

+ Ver más

ver todas

Que el artificio parezca real


TERMINAL C
   www.terminal-c.com.ar

Posicionamiento en Buscadores - eMarketingPro | Diseño Web - NetOne