COMPLEJOS EXPORTADORES

De cómo la soja puso las reglas

En poco más de diez años, la oleaginosa pasó a marcar el rumbo de la producción agraria, la industria vinculada y las exportaciones. Esa matriz, que tiene demanda internacional asegurada, suscita también controversias y cuestionamientos.

De cómo la soja puso las reglas

 

Hasta hace poco más de dos décadas, cuando el argentino medio hablaba de soja, se estaba refiriendo a un alimento relativamente exótico, consumido por naturistas y personas audaces en forma de brotes o en preparaciones como milanesas o tofu, una especie de queso no especialmente sabroso. Con sus más y sus menos, la oleaginosa comenzó a convertirse en protagonista de la economía con la resolución que habilitó la introducción en el país de la semilla resistente al glifosato. Y se metió de lleno en el debate político con la que establecía derechos de exportación móviles. En el medio —y sin que nada lleve a pensar que esa tendencia se revertirá en el corto plazo—, el complejo sojero se fue afirmando como actor insoslayable de la producción agraria, las operaciones logísticas y el comercio exterior argentino.

Para marzo de 1996, cuando el entonces secretario de Agricultura, Felipe Solá, dio vía libre a la producción y comercialización de esa semilla genéticamente modificada, la soja no era precisamente un cultivo extraño en estas latitudes. Pero esa innovación, potenciada por la siembra directa y otros avances tecnológicos, se tradujo en un aumento de los rindes que preparó el terreno para responder a la explosión de la demanda mundial, empujada principalmente por China. En efecto, las importaciones de porotos de soja concretadas por el gigante asiático pasaron de algo menos de 4 millones de toneladas en 1998/99 a unas 30 millones en 2006/07, y se estima que actualmente se encuentran cerca de 80 millones, algo así como una cosecha argentina completa multiplicada por 1,6.

Esas condiciones, sumadas al consiguiente aumento de los precios, hicieron que la superficie sembrada con la oleaginosa se fuera incrementando año tras año, por vía del reemplazo de otros cultivos o actividades menos rentables —como la ganadería— o de la expansión de la frontera agropecuaria. En 2010, según datos del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca, el conjunto de las tierras destinadas a los granos, los cultivos industriales y los complejos algodonero, hortícola, forestal, frutícola y vitivinícola ocupaba algo más de 35,9 millones de hectáreas. De ese total, 52% correspondía a la soja.

 

Vea el texto completo en la edición impresa.

Suscríbase.


Noticias
CULTIVOS INDUSTRIALES

Una palmera que ofrece una alternativa a la soja

Una palmera que ofrece una alternativa a la soja
La difusión de esta especie podría contribuir al arraigo rural en el NEA.

La acrocomia totai tiene un rendimiento en aceite muy superior al de la oleaginosa estrella. Además, puede producirse biocombustible a partir de su pulpa.

+ Ver más

TRANSPORTE Y LOGÍSTICA

El alza de costos, agazapado detrás de la calma

El alza de costos, agazapado detrás de la calma
Los mayores costos conviven con una caída de la actividad y de la inversión.

Aunque la variación en junio fue menor que las anteriores, el acumulado de los últimos 12 meses llega a superar 75%. El precio del gasoil es determinante.

+ Ver más

ver todas


Usuarios
Usuario
Clave

Agenda

La agenda de febrero

<SPAN STYLE='COLOR:#F00'>La agenda de febrero</SPAN>

Actividades, cursos, lanzamientos y encuentros para tener en cuenta.

+ Ver más

Misión comercial a India y Vietnam

El Ministerio de Relaciones Exteriores invita a empresas argentinas a participar de esta visita destinada a promover la agroindustria y otros sectores productivos.

+ Ver más

Acuerdos sobre nivel de servicio en logística

Arlog organiza este curso, cuyo objetivo es la comprensión de este aspecto central en la relación entre la empresa y su proveedor. El dictado comienza el lunes 11.

+ Ver más

ver todas

De cómo la soja puso las reglas


TERMINAL C
   www.terminal-c.com.ar

Posicionamiento en Buscadores - eMarketingPro | Diseño Web - NetOne